Basilio Fernández Crespo

Nació el 23 de noviembre de 1939 en Tembleque (Toledo), siendo el mayor de los tres hijos habidos del matrimonio formado por Basilio Fernández Montoro y Antonia Crespo Fernández. Sus hermanas se llaman Vicenta y Juana Fernández Crespo.

Tembleque a vista de pájaro

En el Colegio Público Antonia González de Tembleque comenzó sus primeros estudios elementales. En el año 1946, con tan solo 7 años de edad, marcha con sus padres a Guadix (Granada), donde reside hasta el año 1956; es aquí donde continúa sus estudios elementales, en el Colegio Público Medina Olmos, así como también dos años (incompletos) en el Seminario Conciliar de San Torcuato, del que fue expulsado por ser hijo de rojo. Posteriormente, entre los años 1953-1955, realizó en CEAC estudios de Delineación, así como también Contabilidad con un profesor independiente particular, oficios de los que nunca vivió.

Basilio preparado para ir al cole en su primer día

Marcha a Madrid en 1956, con 17 años de edad, con el fin de buscar trabajo, haciéndolo en diferentes oficios hasta que, en 1959, marcha a Tembleque y entra a trabajar en las oficinas de la empresa Salitrera de Tembleque, S.L., fábrica de abonos donde se formó para, posteriormente, pasar a las sucursales granadinas de Guadix, Pinos Puente y Campotéjar. Será en el año 1960 cuando se traslade a Don Benito como encargado de una sucursal de la empresa, residiendo en esta localidad pacense hasta el año 1963.

Ya en Don Benito, estando hospedado en la Pensión de La Borrega, situada en la calle de Morales, empezó su inquietud por la naturaleza, comenzando a estudiar taxidermia a través del Instituto Jungla, llegando a naturalizar muchísimos y valiosos ejemplares, actividad no lucrativa que cultiva hasta los años 80-90 del pasado siglo XX.

Otra de sus actividades culturales es el teatro, empezando allá por 1957 con “El Maestro Canillas”, de Pedro Muñoz Seca, en el Cinema Acci de Guadix, donde también actuó por aquellas fechas en las obras “El Bien y el Mal” y “Matrimonio”, de Manuel de Pinedo García; “Quien supiera escribir”, de Ramón de Campoamor y Campoosorio; y la zarzuela “Luisa Fernanda”, de Federico Moreno Torroba y libreto de Federico Romero Sarachaga y Guillermo Fernández-Shaw Iturralde, donde Basilio interpretó los papeles de Jeromo y Vareador (pero sin cantar). Ya en Don Benito, allá por los años 60, participó en el Teatro Imperial en la obra “Murió hace 15 años”, de José Antonio Giménez-Arnau y Gran.

Recuerdos fotográficos de “Quien supiera escribir” y “El Maestro Canillas”
Recuerdos fotográficos de “Quien supiera escribir” y “El Maestro Canillas”
Dos momentos de la zarzuela “Luisa Fernanda”
Dos momentos de la zarzuela “Luisa Fernanda”
Dos instantáneas de la obra de teatro “Murió hace 15 años”
Dos instantáneas de la obra de teatro “Murió hace 15 años”

Contrajo matrimonio en 1965 con la dombenitense Carmen Montaña Morcillo, en la Iglesia Parroquial de Santa María del Consuelo de Don Benito. El matrimonio decide trasladarse de nuevo a Guadix, donde nacen sus primeros hijos, Juan Antonio y José Luis Fernández Montaña.

Comenzó el Servicio Militar el día 1 de julio de 1961 en Alcalá de Henares, en la Agrupación de Infantería Covadonga número 5, haciendo posteriormente Campamento en el de San Pedro de Colmenar Viejo; fue destinado a la Oficina de Mandos y al Cuartel Plana Mayor Administrativa, en la Oficina de Extractos y Caja.

Basilio en su juventud

Cerrada la empresa donde trabajaba, Basilio y su familia emigran a Barcelona. A su llegada decide, en primer lugar, instalar una tienda de fotografía, que monta en la Gracia Vía nún. 1.107/9, en el barrio de La Vernada. Al principio, la tienda funcionada bien, pero no lo suficiente como para mantener a la familia, por lo que tuvo que compaginar el atender el negocio con el reparto de material fotográfico de la casa Valca, S.A., una empresa dedicada a productos fotográficos, realizando labores de Fotógrafo Ambulante, representante y otros hasta 1971.

Tienda de fotografía de Basilio en Barcelona

La esposa en poco le podía ayudar, primero porque había dos hijos pequeños que atender y, segundo, su total desconocimiento de la fotografía. La compatibilidad del trabajo fue muy difícil, ya que, hacer un reparto en una ciudad como Barcelona, sin conocer perfectamente su circulación, era muy complicado, aunque contaba con la excelente colaboración del ayudante de reparto, que conocía perfectamente la situación de cada uno de los clientes.

Aún hoy sigue conservando su carnet de Fotógrafo Ambulante, obtenido en Guadix (Granada) allá por febrero de 1966, a través de la Delegación de Gobierno en Granada, y que conserva actualizado por las renovaciones obligatorias que anualmente le obligan a realizar.

Carnet de Fotógrafo Ambulante

En uno de aquellos repartos, al entregar placas para radiografías en el almacén general de la Seguridad Social, vio un anuncio en el que se convocaban 25 plazas de Celador para la Residencia General del Instituto Nacional de Previsión, siendo los exámenes para dichos puestos de trabajo el mes de marzo de 1971. A dicha convocatoria se presentaron 205 personas, teniendo Basilio la suerte de ser uno de los primeros del examen, por lo que, en el mes de septiembre, se incorporó a su nuevo trabajo como Celador en la Residencia Sanitaria “Francisco Franco”, trabajando en dicho centro sanitario hasta la construcción en Don Benito de la Residencia Sanitaria “Juan Sánchez Cortés”, hoy Hospital Comarcal de Don Benito-Villanueva de la Serena (se cumplió el refrán “el hombre nace donde Dios quiere, va viviendo donde puede y se muere en el pueblo de la mujer”).

Residencia Sanitaria “Francisco Franco”, hoy Hospital Universitari de la Vall d’Hebron

Basilio, sin que se hubiera abierto todavía la residencia de Don Benito, pidió traslado, que le fue concedido en octubre de 1974. Este nuevo centro sanitario extremeño abrió sus puertas en enero de 1975, siendo Basilio la primera persona de la plantilla de subalternos de este Hospital Comarcal, donde permaneció activo hasta su jubilación. Durante su estancia en Barcelona nació su tercera hija, Alicia Fernández Montaña.

Primera tarjeta de Basilio como Celador de la Seguridad Social

En la Residencia Sanitaria “Juan Sánchez Cortés” de Don Benito trabajó como Celador Auxiliar de Autopsias y Anatomía Patológica, puesto que se extinguió al jubilarse. Durante 11 años estuvo como ayudante del forense Dr. Don Agustín Moré Campos, que llevaba los Juzgados de Don Benito, Villanueva de la Serena y Herrera del Duque, realizando Basilio autopsias en muchos cementerios de la zona.

Primera visita de las Autoridades a la Residencia Sanitaria “Juan Sánchez Cortés” de Don Benito en noviembre de 1974. Basilio es el segundo empezando por la izquierda de la fotografía

Aunque ya desde jovencito le había picado el gusanillo de la poesía, escribiendo las clásicas cuartetas a las jovencitas, es a su llegada a Don Benito cuando empieza a escribir, siendo su primer trabajo una recopilación de poesías satíricas que aparecen en todas las empresas criticando a las distintas jefaturas; este primer trabajo de Basilio se publica con motivo del 25 aniversario del Hospital Comarcal, llevando por título “Renglones Cortos”.

Una anécdota que recuerda Basilio es la primera Nochevieja en Don Benito, su primera guardia, que, aún sin abrir el Hospital, le tocó trabajar y, como estaba solo en el edificio, a las 23:45 cerró la puerta y se fue a comer las 12 uvas a la Pensión “El Olivo”, justo enfrente del Hospital Comarcal, donde su amigo Ramón, propietario de la Pensión, le recibió con cariño y, tras las 0.00 de la noche, marchó nuevamente a ocupar su puesto de trabajo, abriendo otra vez la puerta del Hospital.

Dentro del Hospital Comarcal, y con destino al personal del mismo, llegó a organizar varios concursos fotográficos (una de sus grandes aficiones), que obtuvieron gran éxito de participación, así como de calidad; tras su jubilación, ocurrida el 23 de noviembre de 2004, nada de esto se ha vuelto a llevar a cabo.

Grupo de jubilados homenajeados en el año 2004
Fiesta homenaje al jubilado en las Escuelas del Ave María, año 2005

De su afición a la fotografía podemos destacar que donó al Museo Etnográfico de Don Benito, el 14 de noviembre de 2005, su laboratorio de aficionado completo, que era de los tiempos de la fotografía analógica en blanco y negro, así como también una escribanía.

Basilio Fernández siempre ha tenido como afición los canarios, que, ya desde jovencito, siempre había tenido en Guadix; aunque su expansión máxima ha sido en Don Benito, donde ha ocupado los cargos de Secretario, Tesorero y Presidente de la Asociación Ornitológica Cultural y Deportiva de Don Benito, criando a su vez varias razas, aunque principalmente la Moña Alemana, de la que tiene una Medalla Mundial, varias Nacionales e infinidad de trofeos regionales y locales. También ha sido aficionado a la pesca deportiva, la cual ha practicado caña en mano en el río Guadiana y pantanos extremeños, habiendo obtenido como reconocimiento varios trofeos.

Basilio recibiendo un diploma de manos de José Diestro, Alcalde de Don Benito

Allá por su juventud inició la curiosa afición de editar crucigramas, siendo los primeros en el Semanario ACCI de Guadix, trabajos que apenas conserva debido a sus muchos traslados, y, ya en Don Benito, en el Semanario Vegas Altas y La Serena desde su fundación el 8 de septiembre de 1998, bajo la dirección del empresario de publicidad Rafael Casillas Díaz y, posteriormente, tras el fallecimiento del primero en 1999, de Carlos Alberto Lamas Greszczuk. Desde esos orígenes de esta afición en su juventud, Basilio Fernández ha publicado a día de hoy más de 1.200 crucigramas, y sigue en ello.

Desde 1997, su actividad como radioaficionado le ha llevado a participar, así como también a colaborar, en varios actos a nivel nacional. En la actualidad sigue perteneciendo a la Red de Radio Emergencia de Protección Civil con el número 06-028, siendo su distintivo de llamada de radioaficionado EA-4-ABV.

Equipos de radioaficionado de Basilio

Como ya dije anteriormente, la trayectoria literaria de Basilio Fernández Crespo se inició en el año 1999, con la publicación de Renglones Cortos, editado con motivo de 25 aniversario de la apertura del Hospital Comarcal, donde se recogen todas esas cuartetas que durante esos años han aparecido en forma anónima, criticando, como es de costumbre, a las jefaturas; libro al que siguieron otros muchos, pero ya en publicaciones, unas de autoedición y otras a través de la Imprenta de la Diputación Provincial de Badajoz o el Ayuntamiento de Don Benito.

Renglones Cortos (1999). Recopilación de críticas a las jefaturas dentro del Hospital durante los primeros 25 años de funcionamiento

Entre Sueños (2001), poesía en general, cuartetos, sonetos, quintillas, etc…

Estampas de Navidad (2001, 1ª edición; 2002, 2ª edición; 2002, 3ª edición), poesía, monográfico de temas navideños.

Románticas, Eróticas y Satíricas (2004), poesía especifica de estos temas.

Vivencias de la Liebre de la Virgen de las Cruces (2005), poesía, amplio temario donde, a través de una libre que vive cerca de la Ermita, se relata el fervor de los habitantes de Don Benito (edición completa entregada a la Hermandad de la Virgen de las Cruces).

Pellizcos (2007), poesía muy intimista sobre los valores de amor fraterno, obra muy personal.

El Pastor (2009, Diputación de Badajoz), relato en poesía de la vida de los pastores en el siglo XIX.

Crónica de una matanza casera (2010), relato costumbrista de la matanza extremeña en nuestra zona, con 42 fotografías de la matanza a todo color y prólogo de José Antonio Gutiérrez Ortiz.

La fiesta de los pájaros de colores (2011, Concejalía de Medio Ambiente, Ayuntamiento de Don Benito), cuento infantil con 25 fotografías de aves en sus distintos momentos de canto, anidado, cría, etc…, con texto adaptado a los más pequeños.

Cómo se dice. Diccionario Español-Léxico popular de Don Benito y Comarca (2013, Diputación de Badajoz), con 1.501 entradas en español y 1.824 acepciones dombenitenses y prólogos de José Luis Quintana Álvarez y Manuel Antonio Núñez García.

En los pliegues de tu cara. Antología poética. 1954-2014 (2015, Diputación de Badajoz), título que proviene de una poesía dedicada a su madre. Una obra de 430 páginas donde se encuentra lo mejor de su obra poética, con prólogo del Catedrático don Manuel de Jesús Gallego Cidoncha.

Contigo es Distinto. Confidencias de Pareja (2019, Diputación de Badajoz), poesía erótica con canto al AMOR, con mayúscula, como bien expresa en el prólogo el periodista Ángel Valadés Gómez.

También ha colaborado en el Taller de la Poesía y del Relato (2001-2004, Junta de Extremadura) y en los Cuadernos del Taller. Antologías del Relato y la Poesía (2002-2004, Ayuntamiento de Don Benito).

Presentación en el año 2015, en la Casa de Cultura dombenitense, del libro titulado “En los pliegues de tu cara. Antología poética. 1954-2014”
Basilio acompañado de otros colaboradores del Semanario Vegas Altas y La Serena
El Concejal de Cultura Manuel Núñez y Basilio con su libro titulado “Cómo se dice. Diccionario Español-Léxico popular de Don Benito y Comarca”
La Concejala de Cultura Natalia Blanco y Basilio presentando a los medios de comunicación su libro titulado “En los pliegues de tu cara. Antología poética. 1954-2014”

Daniel Cortés González

Don Benito, octubre de 2020

FUENTES:

-Datos facilitados por el propio Basilio Fernández Crespo, a quien expreso mi agradecimiento a través de estas líneas.