Enrique Donoso-Cortés y Solo de Zaldívar

Nace en Don Benito el 12 de julio de 1840, a las once de la noche, siendo hijo del matrimonio formado por Ramón Donoso-Cortés y Fernández-Canedo y María de la Asunción Solo de Zaldívar y de Morales. El Vicario Ecónomo de Santiago, don Pascual Calderón de la Barca, le impuso en su bautismo los nombres de Enrique José Gualberto Guillermo.

Fueron sus abuelos paternos Pedro León Donoso-Cortés y Recalde Pavón, segundo Marqués de Valdegamas, y María Elena Nicolasa Fernández-Canedo y Fernández-Canedo; por línea materna nieto del Capitán José Solo de Zaldívar Cabezudo y Manuela de Morales Sánchez, quién casó en segundas nupcias con el Diputado a Cortes Guillermo Nicolau Ribalaygua.

Tras cursar los estudios elementales en Don Benito, en 1851 se traslada a Badajoz, en cuyo Instituto de 2ª Enseñanza realizó tres cursos de Latinidad y Humanidades hasta 1854. En este mismo año comienza a cursar los tres años de Filosofía Elemental, finalizándolo en 1857. El día 25 de junio de 1857 obtendría el grado de Bachiller en Filosofía en la Universidad de Alcalá de Henares, donde se trasladó para cursar la carrera de Derecho, iniciada en el curso 1857-1858.

Durante el primer año de carrera vivió en el número 47 de la calle Leganitos, siendo su fiador su tío Francisco Donoso-Cortés y Fernández-Canedo.

Contrajo matrimonio en la Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol de Don Benito, el 27 de febrero de 1861, con María Tiburcia Susana Antonia Ladrón de Guevara y Fernández de Henestrosa (Don Benito, 11.08.1840-26.02.1872), hija de Joaquín Ladrón de Guevara y Rodríguez de León y Antonia Fernández de Henestrosa y Barona, con quien no tuvo descendencia.

En una fiesta que tuvo lugar en la Embajada Española en Francia, Enrique conoce a Luis García-Cid Cortecero (Lillo (Toledo), 1852), uno de los músicos más importantes de España en esos momentos. De su amistad surgió, por parte de Enrique, la idea de ofrecerle el puesto de Director de la Banda de Música Municipal de Don Benito, propuesta que Luis aceptó, trasladándose a esta Ciudad en 1890, donde permaneció diez años. Durante su estancia en Don Benito, Luis desarrolló una importante labor como músico y empresario, pues puso en marcha en esta población una fábrica de instrumentos. Esta Banda de Música dombenitense le hizo a Luis obtener el Premio al Mejor Director Nacional de Bandas.

Ocupó el cargo de Senador del Reino de España, por la provincia de Badajoz, entre 1898-1899 y 1901-1902, teniendo su residencia dividida entre Badajoz y Don Benito.

En septiembre de 1904 realizó una salida a Baños de Montemayor, donde era muy común en la época trasladarse a veranear. Fue acompañado de su primo Pedro León Donoso-Cortés y Donoso-Cortés, Juan Nicolau Ribalaygua y Manuel Gómez García, Teniente de Alcalde del distrito de San Sebastián.

Justo un año después, en septiembre de 1905, Enrique recibe en Don Benito a Carlos Groizard y Coronado, que posteriormente sería Diputado por este distrito, hospedándole en su propia casa. Enrique mantuvo una muy buena relación de amistad con la familia Groizard, siendo una muestra de ello que, con motivo del fallecimiento de Virginia Coronado, esposa de Carlos Groizard, Enrique organizó el 25 de abril de 1894 un funeral por su alma en Don Benito, partiendo el duelo desde su casa hasta la Iglesia de Santiago Apóstol. El acto estuvo encabezado por el Alcalde Emilio Gálvez Falcón y el Gobernador de la Provincia de Badajoz, Arturo Antón Rodríguez.

De ideología liberal, fue Jefe del Partido Liberal-Fusionista de Don Benito, así como también Presidente de la Sociedad Obrera “La Benéfica” de Don Benito. Sus inicios políticos fueron en la Diputación Provincial de Badajoz, donde, en virtud de las elecciones verificadas a principio de febrero de 1871, el día 18 sería nombrado Diputado Provincial por el Distrito de Casas Consistoriales de Don Benito, cargo que ocupó hasta 1874.

A principios del año 1898 tuvo lugar en Badajoz una reunión del Comité Provincial Fusionista, siendo Enrique designado candidato al Senado junto al General Baltasar Hidalgo de Quintana y Trigueros y Ventura Márquez de Prado y Cárdenas. Finalmente, realizado el escrutinio, Enrique Donoso-Cortés fue proclamado Senador con 202. Tomaría asiento en el Senado el 20 de mayo de 1898, permaneciendo en la Cámara Alta hasta el año 1899. Volvería a ser elegido Senador el 2 de junio de 1901, con 206 votos; tomó asiento el 18 de julio de 1901. Como dice el profesor Juan Ángel Ruiz, fue otro más de los parlamentarios “silenciosos” que ocuparon un escaño en las Cortes, pues durante su estancia como Senador no hay constancia de que participara en ninguna sesión plenaria.

Fue un hombre que demostró tener arraigo por su pueblo, además de despertar simpatía en todas las clases sociales de la población. Poseyó un notable caudal patrimonial, formado tanto por fincas rústicas repartidas por los términos municipales de Don Benito, Villanueva de la Serena, La Haba, Medellín, Mengabril y Guareña, como por un buen número de casas en Don Benito.

“El Sultán”, como era apodado, falleció en Don Benito, a las cuatro de la mañana del día 23 de febrero de 1908, a consecuencia de una preumonia gripal, rápida y cruel enfermedad, en el número 1 de la calle de la Carrera (hoy calle de Don Pedro Granda).

Su entierro tuvo lugar al día siguiente, siendo una verdadera manifestación de duelo, prueba clara de las generales simpatías que gozaba. A la cabeza del mismo marchaba la Sociedad Obrera “La Benéfica”, con su estandarte, regalo que él mismo había hecho. Numerosas representaciones de los pueblos del distrito, acompañándole también una multitud de personas de todas las clases sociales. Las cintas que pendían del féretro las llevaba el Excmo. Sr. Conde de Campos de Orellana, el ex-Alcalde y Regidor Síndico don José de Peralta y Gallardo, don Miguel de Peralta y Torres-Cabrera, don Ernesto González de Mendoza, representante de la vecina Villa de Medellín; el Registrador de la Propiedad del Partido Judicial de Don Benito, don Alfredo Gómez de la Serna, y el Diputado Provincial don Diego de la Cámara y Borrallo. El duelo fue presidido por el ex-Diputado a Cortes don Carlos Groizard y Coronado, don Pedro León Donoso-Cortés y Donoso-Cortés, ex-Alcalde y primo del finado; su sobrino, el Capitán don Ramón Donoso-Cortés Navarro; el Excmo. Sr. don Pedro María Donoso-Cortés y Martínez de Céspedes, cuarto Marqués de Valdegamas, y otras personas de su distinguida familia. Al féretro seguían dos coches: uno ocupado por su hermano, el Teniente Coronel y Comisario de Guerra de 1ª clase don Santiago Donoso-Cortés y Solo de Zaldívar, a quien acompañaba su hijo, don Pedro Donoso-Cortés Navarro, Primer Teniente del Regimiento de Castilla; el otro conducía las coronas, una de ellas mandada por el Excmo. Sr. don Alejandro Groizard y Gómez de la Serna, ex-Ministro de Estado, Gracia y Justicia y Fomento, íntimo amigo del finado, y otra con el siguiente texto: “El Partido Liberal de Don Benito, a su Jefe”. Cuando se despedía el duelo en la casa mortuoria, el Sr. Groizard recibió un expresivo telegrama del Excmo. Sr. don Segismundo Moret, Jefe del Partido Liberal de España, en el que lamentaba la muerte, encargando a Groizard diera en su nombre el pésame a la familia.

Daniel Cortés González

FUENTES:

-Archivo Parroquial de la Iglesia de Santiago Apóstol de Don Benito.

-Archivo del Senado de España.

-Archivo de la Diputación de Badajoz.

-COLOMO AMADOR, Carmen (2010): “Influencia de D. Enrique Donoso Cortés y Solo de Zaldívar en la música de D. Benito a finales del siglo XIX” en Actas de los IV encuentros d Estudios Comarcales Vegas Altas, La Serena y La Siberia, Federación de Asociaciones Culturales de La Siberia, La Serena y Vegas Altas (SISEVA).

-CORTÉS GONZÁLEZ, Daniel (2015): Historia y Genealogía de la familia Donoso, Entre Renglones Editorial.

-RUIZ RODRÍGUEZ, Juan Ángel (2015): Don Benito en las Cortes Españolas. Análisis de los procesos electorales y estudio prosopográfico de sus parlamentarios, 1833-1902, Editora Regional de Extremadura.