Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol

De forma catedralicia por su estilo y situación, fue declarada “Bien de Interés Cultural” por la Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura el 10 de enero de 1995. Es una obra de gran cuerpo originaria de los siglos XVI y XVII.

La parte central de la portada principal (1608) está ocupada por un templete que acoge la Imagen de la Inmaculada Concepción, obra donada por el escultor Pedro de Torre-Isunza, realizada en piedra blanca de Córdoba. Sobre ella se abre un óculo circular y, más arriba, un escudo de España sustentado por dos leones en medio relieve. Esta amplia fachada está precedida de una escalinata llamada “del Velar”.

Las portadas laterales son idénticas, de estilo postherreriano, y fueron realizadas en 1570 y 1598. Luce sobre la Portada de la Epístola el escudo del Obispo placentino Fray Martín de Córdoba y Mendoza.

En cuanto a sus contenidos artísticos, la mayoría quedó destruido en 1936, entre ellos el magnífico retablo del Altar Mayor del año 1668 (sustituto de otro anterior fechado en 1580), cuyos lienzos originales fueron pintados por el villanovense José de Mera Rodríguez (1672-1752). El retablo del Altar Mayor fue reemplazado en 1956 por una réplica del original del siglo XVII, obra del tallista local Claudio Martín Soriano; en él se pueden apreciar 17 tablas pintadas por el dombenitense Juan Aparicio Quintana. También destaca la magnífica cajonería, de pino y nogal, con recuadros de relieve floral y animal, fechada en 1700, conservada en la Sacristía.

El 1 de noviembre de 1755 tiene lugar el conocido como “Terremoto de Lisboa”, quedando la torre totalmente agrietada. El 11 de diciembre de 1864, la esquina superior de la torre se derrumba. Años después se demolió toda la torre hasta sus cimientos. En el año 1885, con aportación económica de Dª Consuelo de Torre-Isunza, el arquitecto Vicente Paredes Guillén comienza las obras de reconstrucción de la torre, finalizándose las mismas en septiembre de 1887. La torre adyacente de 40 metros de altura fue revestida en 1965 con granito de Quintana, recogiendo la misma el campanario.

En 2020 se acometen obras de remodelación, bien para ganar en funcionalidad o bien para arreglar desperfectos que han surgido con el paso del tiempo. Entre las actuaciones llevadas a cabo, se ha renovado el revestimiento de mármol del presbiterio y se ha colocado una reja de hierro en los laterales, a modo de valla protectora, bajando además el Altar Mayor un escalón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s