Manuel Dorado Retamar

Nace en Don Benito el 28 de mayo de 1813, siendo uno de los diez hijos habidos del matrimonio formado por Miguel Dorado Cortés, natural de Don Benito, y Francisca Retamar Carrasco, natural de Guareña. El Prior de Magacela y su Partido, don Francisco de Granda, con licencia del Cura Rector de la Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol de Don Benito, le impuso en su bautismo los nombres de Manuel Francisco Justo.

Fueron sus abuelos paternos Roque Dorado de la Barreda y Campos, Regente de la Real Jurisdicción de la Villa de Don Benito por ausencia de su Alcalde Mayor del 30.03.1808 a 21.09.1808, y María de la Concepción Cortés de la Rocha y Arias de Valdivia, naturales de Don Benito y Guareña, respectivamente; sus abuelos maternos, el Lic. Fructuoso Retamar y Oliva, Abogado de los Reales Consejos, y María Eusebia Carrasco y Monroy, naturales de Guareña.

Tras cursar los estudios elementales en Don Benito, marchó a Badajoz a estudiar la segunda enseñanza en el Seminario Conciliar de San Atón. Posteriormente pasará a la Universidad de Alcalá de Henares, donde en el curso 1828-1829 inicia sus estudios en la Facultad de Filosofía.

En cierto momento de su vida estudiantil, Manuel Dorado regresa a Guareña con su familia, donde recibe clases privadas de las que, a finales del mes de marzo de 1832, solicita a la Inspección General de Instrucción Pública poder examinarse. En otoño del mismo año vuelve a encontrarse en Alcalá de Henares, donde inicia los estudios de segundo año de Instituciones Civiles. Después pasará a la Universidad de Sevilla, donde cursó la carrera de leyes, graduándose en 1839 de licenciado en esta última, con excelentes notas escolares.

Nacido en una familia bien posicionada socialmente y con suficientes recursos económicos, Manuel disfrutó de una posición económica desahogada.

En el mes de noviembre de 1854 constituye la sociedad “Buena Fe”, con el fin de explorar una mina de cobre en el término de Campanario. Manuel fue su Presidente, siendo el resto de integrantes Diego González como Vicepresidente, Juan Cortés Retamar como Depositario, Francisco Solbes como Vocal, Francisco González como Secretario y el brasileño Antonio González de Silva, descubridor de la mina y residente en Guareña. La mina se denominaba “La Liberal”, ubicada en la dehesa de Las Moruchas, siendo propiedad de Antonio Nogales vecino de Villanueva de la Serena que no tenía liquidez para explotarla.

Manuel Dorado fue elector a Cortes por la Ley Electoral de 1846, lo que significaba que poseía un importante patrimonio, votando también en las elecciones celebradas en 1857 y 1858.

Plaza y edificio del Ayuntamiento de Guareña

Perteneciente al moderantismo político, figurando desde su juventud entre los políticos extremeños. Apenas terminó su carrera se trasladó a Guareña, de cuyo Ayuntamiento fue elegido en 1840 Alcalde 1º, desempeñando después varias delegaciones del Gobierno de la provincia, y entre ellas una de mucha importancia en Mérida, pasando más tarde a establecerse en Cazalla de la Sierra (Huelva), para defender un pleito de mayorazgos de segundos que le pertenecía, y que ganó en todas sus instancias, con los procedimientos favorables, desempeñando la abogacía hasta 1848 en Cazalla, y siendo Juez de 1ª Instancia en comisión y otros cargos jurídicos como administrativos.

Trasladada su vecindad a Guareña en 1849, tomando gran parte en la política y figurando su nombre entre los políticos de Extremadura, en el grupo del Partido Moderado que gobernaba su condiscípulo el Sr. Conde de San Luis. Fue elegido Diputado a Cortes por la provincia de Badajoz en el año 1857, 1858, 1863, 1864, representando al distrito de Don Benito, y en 1867, representando al distrito de Castuera.

Durante la legislatura del 10 de enero de 1858 al 13 de mayo del mismo año, Dorado participó en las comisiones de Presupuestos, donde trató sobre el aumento de la subvención al ferrocarril de Alcázar de San Juan a Mérida; y en la del acta de elección de Basbastro del año 1854. Además, intervino en una ocasión haciendo una pregunta al Ministro de Hacienda, relacionada con la conversión de créditos de la deuda del personal en material, un asunto que levantó en la prensa de la época cierta polémica.

En la legislatura de las Cortes Españolas del periodo 1863-1864, de encendidos debates en el Congreso de los Diputados, Manuel Dorado participó en los mismos para defender la legalidad del acta de Diputado conseguida.

El día 2 de febrero de 1876 sería designado Senador del Reino de España por la provincia de Badajoz, tras el escrutinio realizado, al obtener 176 de un total de 218 votos depositados. Participó en las comisiones de extinción de la langosta, en la del Alcázar de Toledo y en la de Madrid a Malpartida. Fue Senador hasta la finalización de la legislatura, que tuvo lugar el 5 de enero de 1877.

Falleció soltero, tras una larga enfermedad, en su domicilio de la calle del Cura número 1 de Guareña, a las nueve de la noche del día 16 de enero de 1891, a consecuencia de laringitis ulcerosa. Tras su muerte, todos sus bienes pasaron a sus sobrinos.

Daniel Cortés González

FUENTES:

-RUIZ RODRÍGUEZ, Juan Ángel (2015): Don Benito en las Cortes Españolas. Análisis de los procesos electorales y estudio prosopográfico de sus parlamentarios, 1833-1902, Editora Regional de Extremadura.

-DÍAZ Y PÉREZ, Nicolás (1884-1888): Diccionario histórico, biográfico crítico y bibliográfico de autores, artistas y extremeños ilustres, Madrid, Pérez y Boix Editores.

-Registro Civil de Guareña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s