Manuel Parejo Bahamonde

Manuel nació en DonDon Manuel. Reproduccion de DISANCOR Benito el 14 de Diciembre de 1888, a la una de la madrugada, en la casa familiar sita en la calle de la Carrera número dos, según reza en su partida de nacimiento del Registro Civil.

Según el documento del Registro Civil, se le puso los nombres de Justo Manuel. Fue uno de los cinco hijos del matrimonio formado por Santos Parejo Rodríguez (*1858, Don Benito), guarda-encargado de una finca, y de Beatriz Bahamonde González (*1864, Don Benito); el matrimonio Parejo-Bahamonde casó en la Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol de Don Benito el 12 de Septiembre de 1885.

Fueron sus hermanos María, José, Joaquín y Diego Parejo Bahamonde.

Por parte paterna era nieto de Manuel Parejo y María Rodríguez, y por la materna, de Julián Bahamonde Martín-Romo y Justa González Sánchez.

Sobre los Bahamonde decir que eran originarios de la Puebla de Alcocer. Decir que me centro más en hablar de la familia materna de Don Manuel Parejo porque es de quienes conozco más datos históricos y genealógicos, debido a que también es el apellido de una rama directa de mis antepasados.

El primer Bahamonde que llegó a Don Benito lo hizo a mediados del siglo XVIII y fue Phelipe de Vaamonde. Llegó a nuestra Ciudad acompañado de su esposa, Bárbara Sauceda, y sus dos hijos (al menos los únicos que yo he hallado en los diferentes archivos), Agustín y Phelipe Vaamonde Sauceda, éste último el tatarabuelo de Don Manuel Parejo Bahamonde.

Según el Diccionario Heráldico y Nobiliario de Fernando González Doria, el apellido Bahamonde es de origen Gallego, descendientes del Conde Don Rodrigo Romaez, Señor de Monterroso, que casó con Doña Milla, Princesa de Inglaterra.

Las armas de los Bahamonde son: En campo de oro, tres matas de ortigas de sinople, sobre peñas, cada una de tres hojas, puestas en faja y colocadas sobre ondas de agua, en las que flotan unos peces; bordadura de oro, con siete peces de gules.

En 1900, con tan solo 12 años, ingresa en el Seminario de Plasencia, siendo ordenado sacerdote el 21 de Septiembre de 1911, a los 23 años de edad.

El primer pueblo al que fue destinado fue Alcollarín, como Ecónomo. Posteriormente sería trasladado como Capellán de las Hermanitas de los Pobres Desamparados en Don Benito, más conocidas como “las Azules”; seguidamente ocupó la Capellanía de la Iglesia de San Juan.

Era Don Manuel un hombre con rasgo y carácter humano muy peculiar. Poseía buena presencia “con andares ligeros y manteo al viento con gracia”. Era una persona que contagiaba ilusión y alegría a todo aquél que se encontraba a su lado. Era un hombre de buena conducta moral que gozaba de buen concepto en Don Benito.

Nos dice Félix Rodríguez Mendoza en la pequeña biografía que escribió de Don Manuel que “le gustaba ir siempre rodeado de antiguos alumnos; (…) haciendo excursiones (era un gran caminante) con comidas conjuntas.

Gustaba celebrar en el barrio festejos populares. Y una de sus cualidades era el cante flamenco por cualquier estilo. Cante que dominaba muy bien y no se recataba de cantar en público, cuanto a ruego de amigos y alumnos así se lo pedían”.

20140327122954_00060Fue Don Manuel Parejo Bahamonde un inquieto sacerdote de profunda vocación docente. Tras terminar sus estudios y en un viaje a Granada, “quedó admirado de la ingente obra que en el barrio del Albaicín llevaba a cabo el grande y venerable Don Andrés Manjón, creador y director de las Escuelas del Ave María”. Tras su vuelta a Don Benito, contó a sus muchos amigos lo que había vislumbrado en Granada, exponiéndoles además su sueño de hacer idénticamente igual en nuestra Ciudad, por lo que comenzó a recabar la ayuda necesaria. Es así como creó en la sacristía de la Iglesia de San Juan la primera Escuela del Ave María en Don Benito. “Escuela para niños pobres, en la que comenzaron a recibir enseñanza, formación y estímulo para abrirse campo en la vida los primeros chicos del barrio del “Pradillo” de Don Benito”. Las necesidades educativas de estos niños que a su escuela asistían eran totalmente gratuitas, y los escasos gastos originados por el pago a los maestros y auxiliares eran pagados con dinero donado por la familia Granda, Manzano y Quirós, entre muchas otras generosas.

Como dijo allá por junio de 1975 en padre de mi querido amigo Ángel Valadés, el maestro Don Ángel Valadés Verdú, “el barrio del Pradillo era un feudo cultural y formativo de la intensa e incansable labor de Don Manuel Parejo”.

He de decir que, según una visita ordinaria de inspección realizada a la Escuela del Ave María en la Iglesia de San Juan en abril de 1917, por el inspector correspondiente y en compañía de Don Francisco Pablos Navareño, Párroco de la Iglesia de Santiago, éstas primeras escuelas se denominaban “Acción Social Parroquial”. A continuación leeremos un extracto del documento de la vista donde se nos ilustra sobre la gran labor llevada a cabo por Don Manuel: “Llegados a la Iglesia de San Juan nos recibió amablemente el joven sacerdote alma y vida de estas Escuelas Don Manuel Parejo Bahamonde, que nos presentó a su colaborador Don Antonio Uñino, sacerdote también y hombre afable.

Bien pronto nos vimos rodeados de dos o tres grupos de niños que por su indumentaria conocí pertenecían a la clase más humilde y necesitada del pueblo, entre los que se hallaban rostros gitaniles con sus sucias rosadas caritas picarescas que tanto distinguen a los de esta raza”.

“…él no conoce la fatiga; porque al terminar, se acercó a mi sonriente y contento, cual niño satisfecho que ha visto cumplido su mayor o más disparatado capricho”.

“Después recorrimos el barrio del Pradillo en el cual otras veces no se podía aventurar casi nadie sin propósito de llevarse una pedrada de los entonces pequeños salvajes, y pudimos ver con gusto que, el benéfico influjo de la bendita Escuela, que había traspasado los límites de la misma llevando la cultura y hábitos de moral y ciudadanía a las calles y casas de mencionado barrio y limítrofes”.

20140327122954_00059Allá por los años 1920 los anhelos de Don Manuel se hicieron realidad, contando entonces con tres grupos escolares: la ya referida de “San Juan”, que tenía 3 clases y 1 de párvulos; la de “Nuestra Señora de Guadalupe”, en la actual calle Villanueva (entonces número 12), más concretamente en el hueco que hoy ocupa la calle Cecilio Gallego; y la de “Nuestra Señora de las Cruces”, en la actual calle de Santa Teresa de Jesús (entonces calle Bueyes número 9). Estas tres Escuelas del Ave María fueron fundadas oficialmente el 6 de Noviembre de 1926; digo oficialmente porque ya funcionaban desde 1920. Posteriormente, la Escuela del Ave María de “Nuestra Señora de las Cruces” fue trasladada a un local cedido por la familia Quirós (más concretamente por Doña Amelia Quirós), en la calle Granados número 4.

En 1926 fue inaugurado en la calle del Pilar (hoy Avenida del Pilar) el vasto edificio de las “Escuelas del Ave María de San Pedro”, en honor a Don Pedro Granda y Calderón de Robles. El edificio fue construido sobre un solar propiedad de la familia Granda por el maestro albañil Emilio Camacho. Las Escuelas del Ave María de San Pedro poseían cuatro secciones escolares. Cuenta Don Ángel Valadés Verdú que “Don Manuel estaba risueño aquél día y se le veía correr de un lado para otro en medio de la emoción que aquellos instantes significaban para él…”. Con posterioridad creó un grupo escolar para niñas, “éste a la sombra de “San Juan””.

Don Manuel Parejo Bahamonde y las Escuelas del Ave María dieron vida a grandes obras sociales y culturales que enorgullecieron a Don Benito. Don Manuel creó también un “Grupo Artístico” que tuvo “numerosas y aplaudidas actuaciones”; un orfeón muy activo,… No podemos olvidarnos que en Nochebuena y al final de cada curso, Don Manuel hacía reparto de ropa entre los más pobres, repartiendo más de un millar de lotes.

El que fue fundador de las Escuelas del Ave María de Don Benito y padre de los pobres dombenitenses, Don Manuel Parejo Bahamonde, fue asesinado vilmente durante la Guerra Civil Española, concretamente el 7 de Septiembre de 1936 en Paracuellos del Jarama, Madrid.

El Ilustrísimo Ayuntamiento de Don Benito le nombra el 11 de Enero de 1919 como Hijo Predilecto de la Ciudad.

Daniel Cortés González

FUENTES:
– Registro Civil de Don Benito.
– Archivo Parroquial de Santiago Apóstol de Don Benito.
– Archivo Histórico de la Universidad de Sevilla. Legajo 1462-08 y Legajo 1462-14.
– RODRIGUEZ MENDOZA, Félix (1999): “Manuel Parejo Bahamonde (1888-1937)” en Biografías Dombenitenses (entre los siglos XIX-XX), Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Don Benito, pp. 175-178.
– VALADÉS VERDÚ, Ángel (1975): “Los dombenitenses. Hoy: D. Manuel Parejo” en Diario HOY con fecha 26 de Junio de 1975, pp. 15.

Un comentario en “Manuel Parejo Bahamonde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s