Vicente Sanz Diéguez

Nació en Don Benito el 30 de abril de 1900, siendo hijo del matrimonio formado por Vicente Sanz Vega, natural de Segovia, y de Laura Diéguez Castaño, nacida en Argentina. Fueron también sus hermanos Mercedes Sanz Diéguez, Florencio Sanz Diéguez (*1898, Don Benito – 21/08/1936, Madrid) y Federico Sanz Diéguez (*1916, Don Benito – 01/10/1936, Don Benito), éste último Jefe de escuadra de Falange Española de la Facultad de Medicina de Madrid.

Desde muy joven fue enviado a estudiar a Barcelona, concretamente al internado de los Hermanos de La Salle; posteriormente se trasladó a Madrid, donde realizó los estudios de perito mercantil. Fue en estas ciudades donde nació su afición por el fútbol, deporte que practicó y que le ayudó a relacionarse con muchas personas de ese mundo. Durante un tiempo trabajó como banquero.

A los 18 años regresa a Don Benito, haciéndose cargo de los negocios ganaderos y lanares de su padre, negocios que fue ampliando y diversificando hasta llegar a regentar un almacén de tripas secas, permitiéndole recorrer países lejanos y peculiares para la época como la India.

El 24 de junio 1925 contrajo matrimonio con Francisca Parejo Gómez, con quien tuvo seis hijos: Laura (*1926), Cristina, Amparo, Vicente, Manuel y José.

El enlace, que hizo época en Don Benito, tuvo lugar en la Iglesia Parroquial de Santa María del Consuelo, bendiciendo la unión matrimonial el sabio y virtuoso párroco don Benedicto Barbero. Firmaron como testigos, por parte de la novia, el ilustre abogado Luis Hermida, y sus tíos, Félix y Esteban Parejo; por parte del novio, el respetable José Guix, de Tarrasa; Justo Acedo, propietario del Hotel Florida, de Madrid; y Federico Gil, de Segovia, pariente próximo. Posteriormente, el acreditado artista Alfonso Trajano, encendiendo el magnesio, estuvo haciendo fotografías.

La boda fue un fausto acontecimiento que tuvo embargada la atención de los dombenitenses por unos días, no habiendo otra conversación dominante en las tertulias que no fuera este agradable suceso.

Un conjunto de circunstancias contribuyeron a que fuese una boda más que comentada por todos: la posición elevada en que por sus respetables fortunas estaban colocadas las familias de los contrayentes, las múltiples relaciones que por sus negocios llevaban con personas de importancia de dentro y de fuera de la población, el carácter franco, el tipo simpático y el corazón espléndido del novio y las prendas morales y el encanto singular, feliz combinación de rosa y de azucena, con que las Gracias embellecieron la cara de la novia.

El día de la concurrencia y del júbilo, de criados solo, renteros y dependientes de ambas casas, había 300. El número redondo de invitados fue de 800. Era una muchedumbre impresionante por la variedad de tipos, de trajes y de categorías. Los había aristócratas de sangre, abogados, médicos, farmacéuticos, banqueros, comerciantes, industriales, agricultores, sacerdotes, maestros de Instrucción pública, el personal de Correos y Telégrafos y numerosas personas que vinieron a nuestra Ciudad desde Madrid, Barcelona, Segovia, Sevilla, Tarrasa y otras poblaciones importantes.

La novia salió de su casa cogida del brazo de su tío y padrino, Emilio Gómez Miranda, Juez de Instrucción de Las Palmas (Gran Canaria), y se tocaba con vestido de crèpe georgethe blanco, bordado con perlas y cristal, y manto de tisú de plata con magnífico velo de encaje de Chantilly. El velo fue llevado por las niñas Mercedes Sanz y Antonia Parejo Guijarro. El novio, que vestía chaquet, iba del brazo de su madre y madrina, la bondadosa Laura Diéguez.

El convite tuvo lugar en el Salón Cinematográfico, propiedad del gran hombre de negocios Félix González Caballero, quien generosamente lo cedió a las familias de los contrayentes para que pudieran holgadamente obsequiar a sus invitados. Todo el gran Salón estuvo alumbrado y engalanado a la veneciana. Multitud de farolillos y de cadenetas de papel de diversas formas y colores, formaban caprichosos juegos con guirnaldas y macetas y ramos de flores naturales, dando un aspecto de poesía y de encanto. José Silva fue el encargado de confeccionar y servir el soberbio lunch.

Todos los invitados salieron hondamente satisfechos. Fue una fiesta de distinción, de elegancia, de júbilo y de simpatía. Para dar una muestra de sus sentimientos religiosos, los  novios regalaron a la Madre y Reina de Don Benito, la Santísima Virgen de las Cruces, un gran manto y un hermoso vestido.

Una vez alcanzada la estabilidad familiar y económica, retomó su pasión por el fútbol.

Fue en el año 1927 cuando federó el club suyo con el nombre de Deportivo Balompié de Don Benito; contrató jugadores a sueldo como fueron Saavedra, Losada, Tagua, Ponce, Murube Chale, Sánchez, Salagre, con los rellenos locales de Diego Quirós, hermanos Gutiérrez, Zaldívar y otros.

Fue elegido Presidente del Deportivo Balompié de Don Benito, por unanimidad, el 19 de agosto de 1928, en una reunión celebrada en el Salón Moderno (hoy Teatro Imperial); asistieron a referida reunión 150 jóvenes aproximadamente. Le acompañaron en la Junta Directiva, como Vicepresidente, Hernán Martínez; Julio Ramos, Tesorero-Contador; Secretario, Francisco Sánchez Sosa; y Vocales, Francisco Alonso, Pedro Ramos y algunos más.

Durante su etapa como Presidente del Club, invirtió más de 300.000 pesetas de entonces para que no le faltara nada a sus jugadores, inclusive la equipación para los entrenamientos y desplazamientos, algo parecido a lo que tenían los equipos de primer nivel del país.

Todo lo costeaba Vicente, pues las taquillas, en aquellos años, valía la entrada 2,50 pesetas y los sueldos de los jugadores 300 pesetas mensuales, pagando los jugadores de pensión 3 pesetas, desayuno, merienda y cena y cama. Por el campo de “Las Albercas” pasaron el Nacional de Córdoba, Racing de Madrid, Hogar Vasco, Deportivo Extremeño, de Badajoz, todos encuentros amistosos.

Las actuaciones de Vicente Sanz como jugador siempre fueron al aire libre, es decir, en el campo de la estación; en “Las Albercas” no participó jamás. Se preocupaba de contratar equipos como Peñarroya, Arroyo de San Serván, etc…; todos los gastos de su peculio particular, como la adquisición de camisetas, botas, balones, espinilleras, porterías y, por último, alquiló el que fue campo de “Las Albercas”.

El 31 de enero de 1929, la Junta General del Deportivo Balompié de Don Benito tomó el acuerdo de regalar la insignia del Club, por suscripción voluntaria, a su digno Presidente Vicente Sanz Diéguez, en reconocimiento a la desinteresada labor que en bien de la Sociedad desarrolla. En esta Junta resultó reelegido como Presidente de la Junta Directiva del Club.

En el año 1930 decide abandonar la Presidencia del Club Deportivo Don Benito.

Vicente Sanz encabezó el grupo de personas que fundaron el 24 de septiembre de 1924 la Federación Regional Extremeña de Clubes de Fútbol, siendo también su Presidente hasta el año 1931.

La mañana del 17 de agosto de 1930, convocados por Vicente Sanz como Delegado de la Federación Nacional de Clubes deportivos, se reunieron en Don Benito los clubes de fútbol de la provincia de Badajoz en el bar La Fortuna, domicilio social del Deportivo Balompié. El fin de esta reunión fue el de constituir el nuevo Comité de la Federación Regional Extremeña de Clubes de Fútbol, constitución motivada por la dimisión total del anterior Comité.

Los señores que ocupaban los cargos, en realidad nada significaban, a nadie representaban; y así, ajenos a los verdaderos intereses de los Clubes provinciales, siguieron una política de represalias con los Clubes que por algo mostraban su descontento, no obedeciendo con disciplina semi-militar las “órdenes” emanadas de aquellos auto-mandatarios deportivos, a quienes las Asociaciones deportivas desde el principio nunca debieron reconocer autoridad ni mandato, no llegando a consentirse aquellos “camelos o trucos” de las copas y copitas.

Tras la constitución del nuevo Comité para la temporada 1930 a 1931, éste quedó de la forma siguiente: Presidente, Vicente Sanz, del Deportivo Balompié; Secretario, Mariano Lobo Navascués, del Sport Club Villanovense; Tesorero, Justo Muñoz Pedrosa (“K.T.A.”), del Deportivo Balompié; Vocal primero, Luis Marzal Albarrán, del Emérita; y Vocal segundo, Obdulio Gallardo Sánchez, de Peñarroya. En esta reunión, la Federación trasladó su sede a Don Benito, concretamente en la Avenida de Luis Hermida, número 19.

Era un hombre de una personalidad muy acusada, muy enérgico, de mucho amor propio y de un gran corazón. La disciplina entre los jugadores (grandes y chicos) rallaba en lo militar, porque cuando alguien iba a secretaría y estaba él allí, lo jugadores dudaban en entrar. No era miedo lo que tenían los jugadores, sino respeto.

Su fallecimiento se produjo de forma violenta al inicio de la Guerra Civil, el 15 ó 17 de agosto de 1936, mientras se encontraba en una finca de Castilblanco (Badajoz).

Diego Soto Valadés

Daniel Cortés González

FUENTES

– CABALLERO MERINO, ISIDRO (1976): “Hoy: Don Vicente Sanz, en la hora de su fallecimiento”, en Diario HOY, fecha 29 de enero de 1976, página 15.

– ALFONSO SANZ, JUAN VICENTE (2009): “Recorrido gráfico por la vida de Vicente Sanz, primer presidente del Club Deportivo Don Benito”, en revista Ventana Abierta, número 29, año 2009, páginas 65-70.

– MATEOS QUINTANA, FERMIN (1925): “Una boda que hará época en Don Benito”, en diario Correo de la Mañana, Año XII, Número 3533, fecha 5 de julio de 1925, página 3.

– “Nombramiento de la Junta directiva del equipo de fútbol de esta población”, en diario Correo Extremeño, Año XXV, Número 7625, fecha 21 de agosto de 1928, página 6.

– U.R. (1929): “Cómo se desarrolló el partido entre el Deportivo Balompié y el Sport Cllub Badajoz, en que éste fue derrotado por uno a cero”, en diario Correo Extremeño, Año XXVI, Número 7225, fecha 31 de enero de 1929, página 7.

– FRANSIS (1929): “Constitución del nuevo Comité de la Federación Regional Extremeña de Clubs de Fútbol”, en diario Correo Extremeño, Año XXVII, Número 7723, fecha 19 de agosto de 1930, página 5.

BIOGRAFIA PUBLICADA EN EL LIBRO “BIOGRAFIAS DOMBENITENSES II”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s